Pasajes sobre el Río Almonte

Apreturasabril15 116

Alfonso J. Rodríguez Jiménez

Doctor en Ciencias Biológicas

 

     El río Almonte es un singular río extremeño, con  nacimiento en la vertiente noroeste del pico  La Villuerca  (comarca Villuercas – Ibores – Jara); tiene un recorrido aproximado de 100 km y desemboca en el río Tajo  cerca  de  Garrovillas de Alconétar, después de atravesar la penillanura trujillano-cacereña. Se trata de un río con un marcado interés paisajístico y ecológico a tenor de su recorrido y su dinámica.

TRAMO ALTO

   Al principio las aguas procedentes de precipitaciones (fluviales y, en menor grado, nivales) son captadas y reconducidas por collados de la ladera noroeste de la montaña; discurren escondidas en el interior de una gran pedriza (canchal) y después salen a la superficie en forma de pequeño curso fluvial.

      En sus inicios se comporta como un arroyo permanente de montaña discurriendo entre riberas salvajes  y otras más o menos humanizadas. Aquí se encuentran bosques fluviales de alisos, chopos, sauces, así como umbríos sotobosques de escaramujos, espinos, zarzas, fresales, peonías, orquídeas   y ejemplares dispersos de guindos, cerezos silvestres e higueras bravías. En los tramos con mayor incidencia antrópica hay vegas (pastizales), castañares, cerezales y olivares (láminas 1 y 2). Las aguas son oligotróficas  y frías.

Diapositiva1

Diapositiva2

     Sobre las rocas del lecho, incluso en las zonas más bravas, se hallan núcleos de briofitas (musgos) albergadoras de microsistemas ecológicos. Aquí habitan seres vivos adaptados al ímpetu de las aguas: algas diatomeas, protozoos, rotíferos, larvas de plecópteros, larvas de efemerópteros, larvas de coleópteros, larvas de dípteros y nematodos, ente otros; contando todos ellos con eficientes sistemas de fijación al sustrato y a los cauloides del musgo. En la superficie del agua son frecuentes los gérridos  y los girínidos con sus curvilíneos desplazamientos.  (láminas 3A y 3B).

Diapositiva3

Diapositiva4

     Algunas rocas presentan núcleos gelatinosos de cianofíceas del género Nostoc sp. ;  otras están salpicadas de manchas pardo-negruzcas formadas por colonias de algas pardas Heribaudella fluviatilis y en algunos tramos se encuentran en rocas bastante fijas al lecho con extensas manchas rojizas pertenecientes a las algas rodofitas Hidelbrandia rivularis . En recovecos a salvo del empuje de la corriente buscan su metamorfosis durante la primavera las larvas de la  rana patilarga (Rana ibérica)(láminas 4,5 y 6).

Diapositiva5

Diapositiva6

Diapositiva7

     En la parte final del valle del Almonte (antes de ocupar la penillanura), el río discurre encajado a modo de angosturas con laderas cubiertas de vegetación boscosa autóctona (robles melojos, encinas, castaños pinos negrales y enebros).  Las riberas están constituidas mayoritariamente por alisos, fresnos, sauces y chopos, formando hermosos bosques en galería. Son frecuentes las zarzas, las hiedras, las madreselvas trepando entre la vegetación y los núcleos de cárices, juncos berros y apios en el lecho fluvial. Las afluencias de cursos fluviales componen, además de hermosos parajes, zonas de interfase a nivel ecológico y limnológico, donde tiene lugar un incremento de biodiversidad. Las aguas continúan siendo limpias  a pesar de haber recibido ya los aportes orgánicos procedentes de dos pequeñas localidades (Navezuelas y Roturas). (Láminas 1 y 2).

 

APRETURAS

Diapositiva8

     En Las Apreturas el río Almonte describe un espectacular trazado al atravesar un serrejón de cuarcitas paleozoicas (ordovícico). Se trata de un desfiladero fluvial en el que los márgenes son enormes farallones y el río discurre con una dinámica lótica entre grandes bloques, saltos y cascadas (lámina 7). Aquí también hay hermosos bosques ribereños acompañados de vegetación de ladera que enriquece aún más la biodiversidad de las riberas; encontrándose ejemplares de robles melojos, arces de Montpellier, madroñeras, ruscos, brezos, jaras, enebros y  peonías.

Diapositiva1

Las aguas, oligotróficas durante gran parte del año, dan cobijo a multitud de organismos: algas clorofitas filamentosas, algas diatomeas, rotíferos, nematodos, larvas de plecópteros, larvas de tricópteros y larvas de odonatos, entre otros. Al llegar la primavera, las aguas reciben la visita de ejemplares de sapo común (Bufo bufo) colonizando incluso tramos muy impetuosos. Están ahora en celo (lámina 8).

Diapositiva9

Diapositiva2

      A partir de ahora, el río Almonte se irá adentrando en la penillanura trujillano cacereña.

 

ENCAJADO EN LA PENILLANURA

   En su tramo medio, el río Almonte va a ir discurriendo entre cuarcitas y sobre todo pizarras y grauwacas (complejo esquisto grauwáquico) encajándose cada vez más de la mano de la erosión fluvial y la torrencial sobre los márgenes (ensanchamiento).

   En su recorrido va dejando tras de sí parajes de gran belleza. La vegetación ribereña se va haciendo cada vez más arbustiva. Así, a núcleos puntuales de alisos o chopos al comienzo de este recorrido se le van sumando sobre todo la presencia de fresnos, olmos y en menor medida sauces. No obstante, el arbusto ribereño más frecuente va a ser a partir de ahora el tamujo (Flueggea tinctorea) formando en ocasiones extensos  sotos (tamujares). A ello se le suma la presencia de escaramujos, zarzas, espinos blancos y más alejados del agua núcleos de piruétanos (Pyrus bourgaeana). La vegetación ribereña supone un baluarte poderoso para la biodiversidad de la zona al funcionar a modo de ecotono o límite entre sistemas ecológicos (fluvial y terrestre).(Láminas 9 y 10)

Diapositiva10

Diapositiva11

    El curso fluvial transcurre ya por espacios más abiertos y a menor altitud. Ello determina que atraviese ahora mayoritariamente manchas de bosque mediterráneo, zonas adehesadas  y matorrales (Cytissus scoparius, Cytissus multiflorus, Retama sphaerocarpa, Cistus sp.).

     La incidencia del hombre, a pesar de no pasar el río junto a ninguna localidad, se dejará sentir en gran parte del recorrido, sobre todo por la ganadería (principalmente vacuna y ovina); además son frecuentes los tramos con pequeñas vegas deforestadas de vegetación ribereña y destinada a pastos. Aún así, el río Almonte se hace notar a su paso; sobre todo al ir erosionando espectacularmente el lecho pizarroso formando espectaculares encajamientos en el terreno (lámina 11). Resulta llamativa la presencia  mayoritaria de una especie vegetal termófila en los tramos muy encajados y profundos pero casi siempre en el talud norte. Se trata del acebuche (Olea europea var. sylvestris) que busca  protección y sol en la solana (lámina 12).

Diapositiva12

Diapositiva13

    A veces el río deposita sedimentos y puede dar lugar, sobre todo tras grandes bloques que hagan de parapeto ante las aguas bravas, a pequeños núcleos sedimentarios con arenas y gravas. Estos biotopos, a modo de islotes,  albergan especies típicas de tramos bajos y aguas tranquilas como el carrizo (Phragmites communis), aportando microhábitats que favorecen la biodiversidad de especies en torno al río (aves acuáticas por ejemplo) (lámina 10).

     Las aguas están ya más remansadas y con la llegada del largo y duro estiaje, el río puede quedar convertido en una hilera de grandes charcones a veces conectados por exíguas  láminas de agua. Las aguas pasan eutrofizadas gran parte del año. Así, a la fracción inorgánica del lecho hay que sumar la presencia de abundantes detritos y multitud de organismos bentónicos y planctónicos (lámina 13). En las rocas a veces se observan discos verdosos a modo de salpicaduras formadas por costras microscópicas del alga Chaetopeltis orbicularis (lámina 14).

Diapositiva14

Diapositiva15

DILUIDO EN EL EMBALSE

   El río Almonte, en el tercio final de su recorrido ya se ve sometido a la influencia cada vez mayor de la dinámica lenítica (léntica) del Embalse de Alcántara en el  río Tajo. Las acusadas diferencias de cotas registradas a lo largo del año impiden el arraigo y el mantenimiento  de la vegetación palustre. Por ello en cota máxima encontramos unos márgenes del río Almonte formados por la vegetación propia de los ecosistemas terrestres que atraviese (fundamentalmente monte mediterráneo) y en cotas bajas, márgenes pelados.    Las orillas son homogéneas y aburridas.

    El paisaje a veces puede ser impresionante: una gran masa de agua perfilada por orillas peladas de vegetación ribereña, quieta, encajonada entre lomas fruto de la erosión brutal del río y la acción de las aguas sobre los bordes ensanchando cada vez más el valle fluvial (lámina 15).

Diapositiva16

   El final del curso del río Almonte queda diluido en las aguas del río Tajo. Es una desembocadura oculta y apacible  (lámina 16).

Algas Almonte

EPÍLOGO

    La manía de querer embalsar el río Almonte, por el hecho de controlar su caudal o tener otro reservorio de agua se desaconseja por las siguientes razones:

  • Sus aguas están ya controladas en general por el gigantesco Embalse de Alcántara. De hecho, tiene una dinámica totalmente lenítica ya en casi la tercera parte de su recorrido.
  • En su trazado no atraviesa localidades que pudieran ser objeto de inundaciones.
  • Atraviesa parajes de gran belleza en la meseta trujillano- cacereña.
  • Se destruirían (anegamiento) multitud de bosques ribereños.
  • El río y sus márgenes funcionan como corredor ecológico para muchas especies.
  • La presencia de un dique supondría la interrupción del desplazamiento en muchas especies (ictiofauna sobre todo).
  • No hay necesidad imperante de agua para poblaciones o regadíos (no hay vegas) y si las hubiere, hoy día es factible el trasvase a través de conducciones.
  • Hay muchas otras necesidades en obras públicas muchísimo más importantes y necesarias que ésta.

 

Alfonso J. Rodríguez Jiménez

Doctor en Ciencias Biológicas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: